VIDA SALUDABLE

April 28, 2017

TE EXPLICAMOS LA VIDA SALUDABLE • LA CIENCIA QUE RESPALDA LOS PRODUCTOS • CONTRIBUCIÓN SOLIDARIA

 

Un estilo de vida activo y saludable va tan unido al bienestar general como a la estética. Pregúntate si sabes realmente lo que significa estar saludable. ¿Es realista el objetivo que te has marcado? Esta edición te ayudará conseguir un mayor bienestar en 2017. ¡Disfrútalo!

 

HAZ DE 2017 EL AÑO EN QUE CONSIGAS TU OBJETIVO Y LO MANTENGAS.

 

El 1 de enero de cada año, la gente de todo el mundo empieza el nuevo año llena de motivación por cumplir su propósito de lograr un cambio. Sin

embargo, si avanzamos rápidamente dos meses hacia delante, muchos hemos vuelto a los viejos hábitos y perdido de vista lo que intentábamos conseguir.

Hagamos que este año sea diferente. Los estudios demuestran que es más probable que nos ciñamos a un plan con el apoyo de otras personas*, así que colabora con tus amigos: ayudaos mutuamente para mantener el rumbo cuando flaquee la motivación. Elige un tipo de ejercicio que te guste y haz que el fitness sea divertido. Haz un cursillo de cocina y prepara recetas saludables creativas. Recompénsate a ti mismo. Márcate un objetivo realista y elabora un plan para lograrlo de forma saludable.

 

Y recuerda que el Miembro de Herbalife que te patrocina está a tu disposición para ayudarte. Ha estado en tu lugar y ha logrado el éxito. Pídele consejo y explícale lo que quieres conseguir de aquí al año que viene. Te ayudará a dar los primeros pasos con un programa idóneo para ti, adaptado a sus objetivos.

 

QUÍTALE PESO A TU MENTE

 

Contrariamente a lo que quizá te diga la báscula, no todo el peso es igual. Puede que hayas oído que el músculo pesa más que la grasa, pero la cosa va un poco más allá...

Un kilo de grasa pesa lo mismo que uno de músculo; al n y al cabo, un kilo es un kilo. Sin embargo, lo que hay que destacar es cuánto ocupa cada uno en el organismo. Un kilo de grasa ocupa más espacio en el cuerpo que un kilo de músculo, que es más denso y compacto.

Para ponerlo en contexto, cuando empezamos a hacer ejercicio y a cuidar la alimentación, empezamos a perder grasa y a generar músculo. Dado que parte de los gramos de grasa perdidos son ahora masa muscular, puede que el peso no cambie o incluso aumente.

 

¿Qué significa esto para ti? Si haces ciclismo, yoga o pesas con asiduidad, ¡no te agobies por la cifra que marque la báscula! Mientras lleves una alimentación equilibrada y nutritiva y hagas ejercicio, es probable que esté mejorando tu proporción músculo/grasa**. Es importante cuidarse y mejorar el estilo de vida, así que céntrate en cómo te encuentras más que en tu peso.

 

¿QUÉ SIGNIFICA “SALUDABLE” PARA TI?

 

En relación con el peso “ideal” y la estimación de cuál podría ser un “peso saludable” para ti, mucha gente recurre al Índice de Masa Corporal (IMC). Pero, ¿realmente cumple su nalidad?

El Índice de Masa Corporal se calcula a partir del peso y la estatura y te clasi ca en una escala numérica desglosada en cuatro categorías: peso inferior al normal, peso normal, sobrepeso u obesidad. Se considera normal un IMC de entre 18 y 25.

No obstante, si bien es útil como primera herramienta de evaluación, el IMC no tiene en cuenta la cantidad de grasa o de músculo del organismo. Fijarse únicamente en la estatura y el peso es como leer la mitad del cuento y luego adivinar el final; dicho de otro modo, puede que el IMC no siempre sea la referencia más adecuada.

 

Para explicarlo, analicemos en primer lugar el caso de los deportistas de élite. Dado que tienen una cantidad significativa de músculo y menos grasa corporal que la mayoría, cabe esperar que la mayoría de los deportistas de élite sean el summum del bienestar. Sin embargo, debido a que su significativa masa muscular añade más peso a la báscula que la misma cantidad de grasa***, su IMC entraría en la categoría de “sobrepeso” o incluso “obesidad”.

 

Las personas denominadas “gordiflacos” también son susceptibles a las imprecisiones del IMC. A pesar de un alto porcentaje de grasa corporal, la forma de su cuerpo y su relación estatura/peso van en proporción. Esto daría lugar a un IMC “normal”; que disfrazaría una composición corporal que en realidad es poco saludable.

 

De ahí que, a la hora de mejorar la composición corporal, recomendemos que te centres en la reducción de la grasa corporal y el aumento de la masa muscular mediante un estilo de vida saludable y activo.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

February 28, 2019

February 26, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square