Buenos propósitos de invierno

February 22, 2019

 

1 COME MÁS FRUTA Y VERDURA
Las personas que no comen suficiente fruta y verdura suele decir que no es porque no le gusten; el problema es que no
siempre las tienen a mano. Las solución más fácil es surtir tu congelador con fruta y verdura envasadas (la fruta y verdura
congeladas son tan nutritivas como las frescas) y no tendrás que preocuparte por desperdiciar comida. Así te resultará
sencillo añadir fruta al batido de proteínas o al yogur que tomas por la mañana, o bien añadir verduritas a las sopas, tortillas,
platos de pasta y salteados. Ten siempre una fuente con fruta fresca en la encimera de la cocina y verduras ya cortadas en la
nevera, ya que el hecho de tenerlas a la vista y listas para comer te animará a comer más.


2 CAMBIA LOS CEREALES REFINADOS POR CEREALES INTEGRALES
Probablemente sea una de las maneras más fáciles de mejorar tu alimentación. Es recomendable cambiar los cereales refinados (como el pan blanco, el arroz blanco, la pasta refinada o las tortitas de harina) por los integrales, ya que darás un gran impulso a tu nutrición y aumentarás la ingesta de fibra. Puede encontrar versiones integrales de todos los cereales refinados que sueles tomar.


3 COME GRASAS SALUDABLES EN PEQUEÑAS CANTIDADES
Las grasas, incluso las “buenas”, tienen un valor calórico elevado. Por eso debes centrarte en reducir la ingesta total de grasas evitando los aperitivos, postres y fritos en grasa, y permitirte pequeñas cantidades de grasas saludables que proporcionan
ácidos grasos necesarios. Los frutos secos, el aguacate, el aceite de oliva y el aceite de colza se consideran más saludables que otras grasas, así que procura incorporar estos alimentos a tu alimentación.


4 BEBE MÁS AGUA E INFUSIONES
Para una buena nutrición, es imprescindible tomar líquidos en abundancia. El agua desempeña muchas funciones en el
organismo, tales como el mantenimiento de las funciones físicas y cognitivas normales y el mantenimiento de la regulación normal de la temperatura del cuerpo*. Si no bebes tantos líquidos como debieras, procura adquirir el hábito de tener a mano una botella de agua durante el día. En caso de que no te guste mucho el agua sola, toma infusiones o dale un toque de sabor añadiendo fruta fresca, rodajas de pepino o hierbas aromáticas.

 

5 COME APERITIVOS MÁS SALUDABLES
Tomar aperitivos entre horas no es un mal hábito si se hace bien. Tomar aperitivos saludables puede ayudarte a no pasar demasiada hambre entre las comidas, lo cual podría llevarte a comer en exceso en las comidas principales. Además, tomar un aperitivo supone una oportunidad durante el día de sumar a la dieta proteínas, verdura, fruta, o incluso lácteos ricos en calcio. Lo ideal es una combinación de proteínas e hidratos de carbono para que la energía que te aporte el aperitivo sea lo más duradera posible. Puedes ser creativo o bien optar por alimentos rápidos y sencillos como fruta fresca, verduras crudas
con humus, frutos secos, edamames (habas de soja verde), barritas con proteínas o yogur para beber.


Title: Today Magazine TM195 – Winter 2019 ID: 2279-5921-TM195_SP Page 13 Proof No: B Date: 12/12/18
TODAY

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes